Sistema especializado de monitoreo buscará tener “ojos” en distintos puntos del país.

La puesta en marcha del  nuevo Sistema Nacional de Emergencia (SNE-911), más conocido como el “nuevo 911”, ha generado una serie de expectativas, porque se espera judicializar un promedio de más de 8,500 casos debido a que mediante un programa especializado de cámaras se monitorearán los puntos más “calientes” de las ciudades de mayor importancia.

Sumado al sistema tecnológico de monitoreo, se optimizarán los recursos y se volverá más eficiente el sistema para atender mejor cada emergencia que se registre en el territorio nacional.

En la actualidad un grupo de 50 miembros de la Policía Nacional se encarga de recibir las llamadas durante las 24 horas del día y de ellas el 80 por ciento resultan ser falsas.

Con el nuevo sistema, además de imponer sanciones a quienes llamen por falsas emergencias, también se emplearán mejor los recursos del Estado, porque se han registrado casos en que más de tres cuerpos de socorro se han presentado a la misma escena para atender una emergencia que ha sido reportada al 911.

El Congreso Nacional aprobó el mayo del 2015 el decreto 58-2015 que crea el Sistema Nacional de Emergencia, donde quedan incorporadas  todas las instituciones que dan socorro a la ciudadanía en distintas áreas. El edificio donde funcionará el moderno sistema está a punto de ser inaugurado en el interior de la sede de la Secretaría de Seguridad, En El Ocotal, sector suroeste de la capital.

Entre las áreas más sensitivas figura la instalación de un sistema especializado de monitoreo que buscará tener “ojos” en distintos puntos del país y poder resolver los crímenes o delitos que se cometan.

Las estadísticas reflejan que mediante los videos captados por las cámaras ya instaladas, se ha logrado resolver y judicializar un aproximado de 8,500 casos, cifra que será sobrepasada en la actualidad.