Cataratas de Pulhapanzak un encanto natural en Honduras

Las Cataratas Pulhapanzak son unas cataratas sobre el Río Blanco que se encuentran en Honduras.

Situada al Norte del Lago de Yojoa, es considerada una de las más bellas cascadas de Centro América por sus aguas cristalinas y una catarata de 43 m de altura.

En Pulhapanzak se han descubierto, además vestigios arqueológicos de lo que podría haber sido el centro de una antigua cultura, anterior a los Mayas.

Cerca de allí se encuentra el sitio arqueológico Los Naranjos donde hay unas ruinas precolombinas que fueron construidas por los Lencas que en una era habitaron en la región.

La presencia de montículos, los restos de diversos caminos empedrados así como pequeños fragmentos de cerámica y otros objetos que se han encontrado en el lugar, son actualmente estudiados por arqueólogos internacionales que los han identificado como estructuras pertenecientes al período clásico tardío (600 al 900).

El balneario cuenta con cabañas, restaurante, champas, zonas para acampar, mirador, piscina, juegos infantiles, canchas de fútbol y senderos. Además dispone de información turística y centro para realizar eventos.

Las cataratas se pueden visitar solo con un guía y hay que pagar por lo menos 100 Lempiras de cargos pero esto no es nada para la experiencia inolvidable que el visitante se lleva para toda la vida.

Lo más importante es que las frescas aguas de estas cataratas son irresistibles para nadar lo cual se puede hacer sin ningún problema.