Lepaera en el departamento de Lempira un lugar de historia y color

El nombre de Lepaera, significa en lenca “Quebrada del Tigre”, está ubicado al norte del departamento de Lempira, su cabecera se encuentra en una altiplanicie y terreno pantanoso, está regado por el río Grande y el Río del Valle.

Al norte limita con el municipio de El Naranjito, al sur con los municipios de Las Flores y Gracias, al este con los municipios de La Iguala y Atima y al oeste con los municipios de San José, Santa Rosa y San Juan de Opoa.

Sus ferias patronales se celebran el 25 de julio, día de Santiago y el 25 de enero, día del señor de Esquipulas.

Los primeros pobladores de Lepaera fueron indios que llegaron del antiguo reino de Cuscatlán, huyendo de los conquistadores españoles, se establecieron al pie de la montaña de Puca y fueron quienes le dieron ese nombre, esto fue antes de 1536.

L1

En 1845 se le dio a Lepaera el título de Municipio. Lepaera ya existía cuando fundaron la ciudad de Gracias. En 1867 eligieron la primera Municipalidad. En 1966 Lepaera recibió la categoría de Ciudad.

Lepaera es un municipio que cuenta con una extensión territorial de 318.3 kilómetros en la que se encuentran diseminadas un total de 52 aldeas y una población aproximada de 30,000 habitantes, su territorio y riqueza es envidiable.

Lepaera, considerado pueblo autóctono desde 1538, con una población de indios Lencas, Toltecas o Chortís, que se creen llegaron a este pueblo procedentes del Reino Cuscatlán, huyendo de los conquistadores españoles, estableciéndose en la montaña de Puca, bautizando a dicho lugar con el nombre de Lepaera.

Lepaera se deriva de los vocablos Lepa que significa simio o mono gigante y Era que significa, tigre. En esos lejanos tiempos existían muchos monos y tigres en la región, razón por la cual, se le dio el nombre de Lepaera que se interpreta como “quebrada de los tigres”.

Otra versión histórica sobre el nombre de Lepaera, cuenta que en los alrededores de la montaña de Puca había gran cantidad de tigres, leones, dantos y monos gigantes, a éstos últimos los indios los bautizaron con el nombre de Lepa, nombre que también el jefe de la tribu le puso a la aldea que formaron por el hecho haber muchos simios de esta clase en toda la región.

L2