Educación en Derechos Humanos será incorporada en el Currículo Nacional Básico

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh),  y la Secretaria de Educación firmaron  una carta de entendimiento para incorporar la educación en derechos humanos en el currículo nacional básico que vendría a beneficiar alrededor de 2.1 millones de estudiantes  y unos 55,000 docentes de los niveles de prebásica, básica y media.

La firma de la Carta de Entendimiento tuvo lugar en la Escuela Urbana Mixta 14 de Julio ubicada en barrio El Bosque de Tegucigalpa, con la presencia del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres; la viceministra de educación, Sandra Maribel Sánchez; el representante de la Organización de Estados Iberoamericanos para la educación, la ciencia y la cultura (OEI); Gustavo Duque,  y del representante de UNICEF, Hernán Torres.

La Carta de Entendimiento tiene como objetivo principal establecer vínculos relacionados con el proceso de la enseñanza-aprendizaje en Honduras, para promover, fomentar y profundizar, el conocimiento, respeto, protección y cumplimiento de los derechos humanos.

Tanto el Conadeh como la Secretaria de Educación se comprometieron a elaborar e impulsar un plan de trabajo coordinado para promover una cultura democrática de derechos humanos en el país.

Este plan de trabajo integra una serie de componentes que incluyen la formación y capacitación en promoción, respeto, protección y cumplimiento de derechos humanos en los centros educativos desde el nivel prebásico, básico y la educación media.

Además, se incluye la creación y fortalecimiento de capacidades de la ciudadanía en temas como la cultura democrática de los derechos humanos, la transparencia y rendición de cuentas y el  fortalecimiento de la formación docente en los centros educativos a nivel nacional.

El Defensor del Pueblo considera que la educación en derechos humanos, desde el nivel pre básico, es una garantía para el fortalecimiento del sistema de una cultura democrática de paz, respeto mutuo y comprensión entre los ciudadanos y  las naciones.

Indicó que la  educación en derechos humanos y cultura de paz es de vital importancia para alcanzar el respeto a los valores de las diferentes culturas, para posibilitar la convivencia pacífica, la armonía social y la efectiva participación en el desarrollo.

Según el ombudsman hondureño la educación en derechos humanos es esencial, como proceso para la realización de todos los derechos y las libertades fundamentales de las personas, pues contribuye significativamente a promover la igualdad, todo con el fin de asegurar vida digna y seguridad humana en los municipios.

“Esa es la razón por la cual la educación en derechos humanos busca crear una cultura democrática nacional de conocimientos sobre la dignidad humana y su protección, y sobre cómo pueden las personas promoverla, protegerla y defenderla, en la vida diaria”, precisó.

Agregó que, con perseverancia, el Conadeh ha recomendado, desde el 2014, al Gobierno de la República, la inclusión de la educación en derechos humanos en la malla curricular de las escuelas y colegios del país e incluso universidades.

“Hoy es grato reconocer la aceptación gubernamental de esas recomendaciones por medio de la Secretaría de Estado en el Despacho de Educación”, declaró.

Ambas instituciones consideran prioritario incluir en el currículo nacional básico los contenidos de la educación en derechos humanos para los niveles de educación en la enseñanza pre básica, básica y media del Sistema Educativo Nacional de Honduras.

En la década de los años 80,  hablar de derechos humanos en Honduras era un peligro latente  ya que las personas que lo hacían eran señaladas de subversivas, muchos fueron objeto de amenazas, persecución, detenidos ilegalmente y en el peor de los casos desaparecidos.