El Progreso se prepara para su gran carnaval

Los progreseños vibran al ritmo de su fiesta patronal y se preparan para el gran carnaval de este sábado.

La tradicional feria en tributo a la “Señora de las Mercedes” se realiza en su tercera edición internacional, oportunidad para la cual se ha elaborado todo un programa que incluye la participación de bandas, grupos musicales de diversos géneros, actos culturales y muestras gastronómicas.

Los nobles y laboriosos progreseños, así como los compatriotas que han llegado desde otras ciudades del país, viven y se mueven al ritmo de la festividad de la “Perla del Ulúa”.

El Progreso es considerado un término extremadamente importante para el funcionamiento del aparato productivo nacional por los rubros que son explotados en sus límites, particularmente la industria maquiladora.

En su sentido extenso, el departamento de Yoro es un soporte del desarrollo de Honduras. Su economía está fundamentada en actividades agrícolas, ganaderas e industriales.

El cacao, la caña de azúcar, maíz, frijol, ganado vacuno, y el banano son, entre otros, los productos que le dan fundamento a la economía del departamento.

El movimiento del sector tiene una relevante contribución en la economía nacional si ha de tomarse en cuenta que un gran porcentaje del procesamiento de arroz, así como la operación de plantas maquiladoras tienen asiento en Yoro.

Este departamento también tiene una importante participación en el fortalecimiento de las arcas del Estado de manera sostenida, a través del pago de tributos.

La fiesta que viven los oriundos de la “ciudad bonita”, han dejado al descubierto que El Progreso tiene un enorme potencial económico, una riqueza natural invaluable y un empuje social y cultural que contribuye grandemente con el engrandecimiento de nuestra nación.

En ocasión de su festividad, la población de El Progreso aspira a que resurja y se consolide el destello de la “perla del Ulúa”, a fin de que siga siendo una ruta hacia la evolución.

Compartimos sus justas demandas sociales y económicas, reconocemos su aportación al desarrollo del país, celebramos la vocación emprendedora de su gente y nos identificamos con la propuesta de los yoreños, buscando el norte de la transformación de Honduras.