¿Por qué sentimos punzadas al hacer deporte y cómo evitarlas?

Se trata de un dolor abdominal que tiene una corta duración. Apenas lo notarás un par de minutos pero te harán realmente difícil practicar el deporte que estabas realizando.

Algunos de los motivos que pueden influir en su aparición se basan en no haberse hidratado bien antes de la realización de la práctica deportiva y o haber ingerido comida más de la cuenta en las últimas dos horas antes de la realización del mismo.

Ahora bien, sabidos algunos de los motivos, ¿por qué se produce ese intenso dolor temporal en el área baja de las costillas y que conocemos comúnmente como ‘flato’? A nivel del organismo, en el pasado se creía que durante la práctica de una actividad que conllevase mucho esfuerzo se producía una reducción del flujo sanguíneo en la parte destacada, algo que se sentía como una punzada.

¡Hasta los atletas profesionales sufren este tipo de contratiempos! La pared abdominal llamada peritoneo se inflama, dando lugar a un dolor intenso y transitorio.

Los consejos para evitar esta amarga sensación son muy sencillos de seguir por lo que es muy positivo tenerlos en cuenta para evitar romper con tu rutina deportiva.

No es bueno ingerir productos con un alto porcentaje de de fibra y grasa ya que el proceso metabólico se vuelve más lento, pudiendo interferir en el desempeño en materia del ejercicio físico.

Se recomienda haber realizado la última gran ingesta, como mínimo, una hora y media antes de realizar un entrenamiento.

El último de los consejos, está relacionado con la ingesta de grandes cantidades de agua en las horas anteriores a la realización de un entrenamiento exigente.

Estar hidratado es básico para el correcto funcionamiento de las funciones del sistema del organismo. Por ello, es vital beber grandes cantidades de agua en las 12 horas anteriores a la realización de la prueba. Sin embargo, no hay que beber siempre la misma cantidad de agua hasta los momentos previos del ejercicio.