El comercio y la Navidad

Diciembre, sin duda, es el mejor mes del año, no solo por las fiestas, los regalos y la comida que se disfrutan en Navidad, sino porque muchos aprovechan la temporada para sacar su creatividad y generar un dinerito extra.

Cientos de personas e incluso familias enteras esperan la época navideña y de fin de año para montar pequeños negocios, porque saben que el circulante es mayor por el pago de los aguinaldos a los empleados.

La gente se las ingenia para comercializar cualquier tipo de producto, especialmente adornos de la temporada, comida, joyas e incluso ropa.

Para el caso, hay personas que fabrican las famosas “chiribiscas”, que se comercializan especialmente en los mercados y que son una opción para quienes no tienen árbol de Navidad.

Otros de su lado, elaboran el exquisito rompopo que en la mesa de los hogares hondureños no falta para celebrar la noche de Navidad y de Año Nuevo.

También hay quienes venden artículos confeccionados por manos laboriosas como gorros, bufandas y guantes, que se utilizan mucho en la época, así como accesorios de bisutería y piedras que son muy buscados para dar como regalo.

Las autoridades del gobierno de Honduras señalan que para diciembre hay un crecimiento significativo del comercio, en comparación a los meses anteriores, especialmente de la pequeña y mediana empresa

Las cámaras de comercio al inicio de diciembre tenían una expectativa de crecimiento del comercio de un 25 por ciento, mientras que la empresa privada tenía pronósticos muchos más altos que andaban por el 40 por ciento.

Todo ello conlleva a pensar y a ratificar que en Honduras existe gente trabajadora que busca la forma de ganarse la vida de manera  honrada y como dice por ahí: “Hacen lo que tienen que hacer”, para salir adelante.