Los cinco enemigos del bienestar en la oficina

Cuando uno trabaja en la oficina debe de hacerlo de una manera saludable, y un buen ambiente contribuye a tener un equipo más productivo y comprometido con la empresa, clientes más satisfechos y por ende, personas más felices.

El bienestar laboral es uno de los principales factores y características que los empleados valoran a la hora de realizar su jornada de trabajo. Si los trabajadores se rodean de unas condiciones favorables, estarán a gusto y la productividad será de beneficio para todos tanto empleados como jefes.

Así que hemos recopilado algunos de los enemigos más frecuentes que podemos encontrar en la mayoría de las oficinas de nuestro entorno laboral:

1.Una silla un poco incómoda: Si nuestra oficina no dispone de unas sillas que respeten los criterios  y ni que nos faciliten la adopción de una buena postura corporal,  nuestro organismo responderá a través de lesiones lumbares y dolores de espalda de forma constante y habitual.

Un respaldo que no esté acondicionado de forma adecuada puede hacer que el cuello se vea resentido y sufriremos las consecuencias de ello.

2. Una inadecuada postura corporal: Mantener una adecuada higiene postural es vital para prevenir cualquier tipo de dolencia musculoesquelética.

Mantener la espalda recta, pies apoyados en el suelo, mantener las rodillas al mismo nivel, cuello en estado neutro, etc., son medidas de higiene postural adecuadas.

3.El mini-escritorio: Es otro de los peores enemigos a la hora de trabajar en la oficina, el contar con poco espacio o mal distribuido puede ser el aliado perfecto para que, por ejemplo, nuestra musculatura del brazo se vea afectada y aumentan las lesiones en esta parte del cuerpo.

4.Una iluminación deficiente: Si los reflejos en la pantalla son una constante y la sala en la que trabajas no tiene una iluminación general provocará dolores de cabeza el picor y el escozor en los ojos serán sus compañeros habituales mientras trabaja.

5.Una buena ventilación: En caso de que nuestro lugar de trabajo no mantenga unas condiciones ambientales correctas y adecuadas, y que no se realice un control estricto de los conductos de ventilación, la sequedad e irritación de las vías respiratorias pueden notar los efectos de esta falta de mantenimiento.

Así que ya sabiendo estas indicaciones para trabajar, vos debes de crear tu propio ambiente para trabajar ya que mientras más cómodo estés trabajarás mucho mejor.